La guía de zapatos ortopédicos

Zapatos ortopédicos: Una guía para comprar los adecuados

Un tema en el que acuerdan los especialistas es que los zapatos ortopédicos son una inversión en la salud del pie. Una pregunta recurrente es el ¿cómo encontrar un zapato ortopédico que se ajuste correctamente y brinde el soporte adecuado? Esto, sin sin caer presa de los múltiples trucos comerciales de las zapaterías y los fabricantes de calzado. Muchas veces, estos trucos y afirmaciones carecen de bases científicas para respaldar sus afirmaciones.

Para encontrar los mejores zapatos para tus pies, puedes comenzar con tu armario. Párate descalzo sobre un trozo de papel o cartón, y traza la forma de cada pie. Ahora toma tus zapatos y colócalos en la parte superior del dibujo. Si eres como la mayoría de las personas, tus zapatos más cómodos se adaptarán al contorno de tus pies. Si eres mujer, muy probablemente los zapatos que te causan dolor serán de tacones altos. Es común que los zapatos incómodos sean más angostos que el ancho de tus pies, y muchas veces más cortos.

Beneficios de los zapatos ortopédicos

Un calzado adecuado desempeña un papel vital para mantener a las personas móviles y libres de dolor en el talon y en el el pie. Sin embargo, usar zapatos que te queden bien a veces no es suficiente. Para las personas con condiciones en el pie o con tipos de específicos de piese recomienda el uso de zapatos ortopédicos hechos a la medida.

Los zapatos ortopédicos son útiles para tratar ciertas condiciones como los juanetes

Es posible que necesites zapatos ortopédicos a tu medida si tienes una deformidad en el pie, alguna lesión o juanetes extremadamente anchos. También si tienes alguna llaga abierta o alguna enfermedad neurológica que afecte a tus pies. Mientras más anormal sea tu mecánica de los pies, es más probable que necesites de zapatos ortopédicos. Los zapatos ortopédicos son zapatos que acomodan la mecánica y la estructura del pie, el tobillo y la pierna. Estos están específicamente diseñados para soportar o adaptarse a una condición médica particular.

Los zapatos ortopédicos tienen una serie de características y funciones beneficiosas que los separan del calzado de todos los días. Estos incluyen una entresuela y una suela exterior fuerte y antideslizante para ayudarte a caminar normalmente. Esto significa que la suela de un buen zapato ortopédico no debe doblarse fácilmente y debe tener una suela redondeada. También tienen una variedad de anchuras para asegurar un ajuste adecuado para distintas formas de pie.

Quién debe usar zapatos ortopédicos

A medida que las personas envejecen, algunas partes del cuerpo comienzan a deteriorarse. Por lo mismo, muchas personas mayores se benefician del uso de los zapatos ortopédicos. Sin embargo, los zapatos ortopédicos se pueden recomendar para personas de todas las edades. Esto, ya que la mecánica deficiente del pie puede afectar a todos, tanto jóvenes como a mayores. Afortunadamente, hoy los zapatos ortopédicos no tienen que ser feos. Hay una serie de opciones relativamente elegantes disponibles para pacientes de todas las edades y gustos de moda.

botas ortopédicas para caminar

Cuando se trata de seleccionar un calzado ortopédico, siempre es útil consultar a un podólogo certificado. El podólogo realizará una evaluación completa y determinará si los zapatos ortopédicos te ayudarán. También medirá tus pies correctamente y te permitirá saber qué características ortopédicas necesitas. Considera que un zapato que se clasifique como ortopédico no garantiza que sea de la misma calidad que otros zapatos ortopédicos.

Por que es mejor usar zapatos ortopédicos

Existen muchos motivos para usar zapatos ortopédicos. Algunos puntos importantes por lo que lo debes considerar incluyen el hecho de que:

  • Las mujeres son nueve veces más propensas que los hombres a desarrollar un problema en los pies debido a un calzado inadecuado.
  • Los zapatos ajustados contribuyen a 9 de cada 10 problemas en las mujeres.
  • Aproximadamente 9 de cada 10 mujeres usan zapatos que son demasiado pequeños.
  • Aproximadamente 8 de cada 10 mujeres usan zapatos que son dolorosos.

Los yazapatos de tacón alto son causantes de muchos problemas en los pies

Lo ideal es que nunca uses zapatos demasiado pequeños, demasiado altos o apretados. Si por algún motivo debes tenerlos, úsalos con la menor frecuencia posible. Un uso contínuo aumentará el riesgo de dolor y problemas en los pies. Cuanto menos uses zapatos ajustados o apretados, mejor. Considera tener varios pares de zapatos a la mano. Por ejemplo, usa zapatos cómodos de tacón bajo en la oficina o en reuniones informales. Guarda los zapatos elegantes de tacón alto para eventos ocasionales y úsalos como última alternativa.

Comprar zapatos ortopédicos es una inversión para tus pies

Considera invertir en unos pocos pares de zapatos ortopédicos que sean buenos para tus pies. Compra un par que puedas usar para el trabajo, otro para ocasiones elegantes, y un tercero para ropa casual. Esto te colocará en un camino ideal para mejorar la salud de tus pies y eliminar muchos problemas. Muchos fabricantes ahora diseñan zapatos pensando en la moda y la comodidad. Algunos fabricantes promueven diseños especiales como burbujas de aire y materiales compuestos en las suelas para proporcionar más amortiguación.

Como escoger un zapato ortopédico

Hay una serie de cosas que puedes buscar al elegir un zapato ortopédico. Lo mas importante es, ¿cómo te sientes cuando te los pones? Confía en lo que le dicen sus pies. Muy probablemente encontrarás un sin fin de publicidad. Un buen inicio es buscar una asociación de podologos en tu país y checar algunos de los fabricantes recomendados. En los Estados Unidos, existe la asociación de especialistas podiátricos www.apma.org, donde puedes conocer qué fabricantes han recibido su sello de aceptación. En España, existe la Sociedad Española de Podología Deportiva, www.sepod.es, que cuenta con información acerca de fabricantes de calzado deportivo.

¿Qué debo considerar al comprar zapatos ortopédicos?

Para las mujeres, los mejores zapatos son los de tacón bajo. Checa que el tacón no sea de más de tres cuartos de pulgada, y con un tacón ancho y acolchado.También checa que las puntas de los dedos sean anchas y que la suela proporcione amortiguación suficiente. La altura de un talón es más importante que su ancho. En general, cuanto más alto es el talón, peor será su efecto sobre el pie.

zapatos ortopedicos de plataforma

No importa si el talón es delgado y puntiagudo o ancho y grueso. Una excepción es cuando todo el pie se eleva a lo alto, como con los zapatos de plataforma. Ya que los dedos y el talón están elevados, los dedos de los pies no tienen estrés adicional. Sin embargo, cuídate de los zapatos de plataforma ya que será facil sufrir una torcedura de tobillo.

Para los hombres serán más cómodos los zapatos deportivos, el calzado casual, los mocasines o las botas de tacón bajo. Busca una sólida construcción del zapato ortopédico que brinde soporte al pie y amortigüe los golpes. Si tienes tobillos débiles o dolorosos, es posible que desees probar unos zapatos tenis de suela alta. Si padeces de diabetes o artritis, es posible que necesites zapatos ortopédicos a la medida o zapatos especiales con mayor profundidad. También considera estos zapatos si tienes alguna deformidad en tu pie. Discute estas opciones con tu especialista en cuidado de los pies.

Qué considerar al comprar un zapato de uso diario

Tanto hombres como mujeres se benefician de los zapatos fabricados con materiales que respiran. Estos te ayudarán a mantener el pie seco y así serán menos susceptibles a los hongos en los pies. Considera los siguientes puntos al comprar un zapato:

  • Lleve una plantilla de tu pie cuando vayas de compras. Coloca el zapato que quieras comprar encima del trazado. Si es más angosto o más pequeño que el trazado, ni lo consideres.
  • Espere hasta la tarde para comprar zapatos. Tu pie se expande naturalmente con el uso durante el día y puede hincharse cuando hace calor.
  • Usa el mismo tipo de calcetines que piensas usar con los zapatos.
  • Haz que el vendedor mida ambos pies y mídelos cada vez que compres zapatos nuevos. Los pies cambian con la edad, y a menudo se hacen cada vez más grandes. Si un pie es más grande o más ancho que el otro, compra el tamaño más grande.
  • Párate en los zapatos. Asegúrate de tener al menos un centímetro de espacio entre tu dedo más largo y el extremo del zapato. Esto proporcionará suficiente espacio para que tu pie avance mientras caminas. Mueve los dedos de los pies para asegurarte de que haya suficiente espacio.
  • También presiona suavemente la parte superior del zapato para saber dónde esta tu dedo más largo.

Preguntas importantes que debes hacerte al comprar un zapato

Camina con los zapatos para determinar cómo se sienten. ¿Hay suficiente espacio? ¿Los tacones se ajustan cómodamente o se resbalan? No pienses que los zapatos tienen que estirarse con el tiempo. Escoge los zapatos que te queden y se sientan cómodos desde el principio. Confía en tu nivel de comodidad en lugar del tamaño o la descripción de un zapato. Los tamaños varían de un fabricante a otro. No importa lo cómodo que un anuncio diga, tu serás el principal juez.

que considerar al comprar zapatos ortopédicos

Presta atención al ancho y a la longitud. Si el talón de tu pie se siente comprimido en un zapato, pregunta si tienen un tamaño más grande.
Siente el interior de los zapatos para ver si tienen etiquetas, uniones u otro material que pueda irritar o causar ampollas.

Voltea los zapatos y examine las plantas. ¿Son lo suficientemente resistentes como para proporcionar protección contra objetos filosos? ¿Proporcionan amortiguación? ¿amortiguan las plantas contra el impacto? Intenta caminar sobre superficies duras y alfombras para ver cómo se siente el zapato en ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *