concentradores de oxigeno y oxigenoterapia

Concentradores de oxígeno: Todo lo que necesitas saber sobre ellos

Los concentradores de oxígeno son dispositivos que ayudan a las personas con un nivel bajo de oxígeno en la sangre. Se alimentan al enchufar el dispositivo a la corriente eléctrica o usando una batería. Los dispositivos que usan una batería por lo general se cargan enchufándolos a la corriente. Muchos de los concentradores de oxígeno también vienen con un adaptador para usar el dispositivo mientras conduce un automóvil.

Un concentrador de oxígeno portátil recibe aire, lo purifica y lo distribuye como aire recién formado. Antes de entrar en la concentradora, el aire está compuesto de 80 por ciento nitrógeno y 20 por ciento de oxígeno. Después de que el aire pasa por un concentrador de oxígeno, se obtiene una mezcla de oxígeno puro. El contenido es de 90 al 95 por ciento oxígeno y 5 al 10 por ciento nitrógeno. Esto permite dar al paciente de oxigenoterapia la dosis más alta de oxígeno posible, ya que es difícil obtener ese porcentaje de oxígeno sin la ayuda de un dispositivo médico.

¿Es mejor un concentrador de oxigeno portátil o un tanque?

Concentrador de oxigeno portatilTanto un concentrador de oxígeno como un tanque tienen la funcion de entregar oxígeno médico a quien lo requiera. A pesar de esto, los métodos de cada dispositivo y sus especificaciones son distintas.

La principal diferencia entre los dos radica en la forma en que se proporciona el oxígeno. Los tanques de oxígeno tienen una cantidad finita de oxígeno comprimido dentro de ellos. El oxígeno es inhalado por el usuario hasta que se agota. Los concentradores de oxígeno filtran y generan oxígeno en lo que es prácticamente un suministro infinito. Esto, siempre que la batería del dispositivo tenga vida o este conectado a la corriente.

Un concentrador de oxígeno funciona de una manera similar a una unidad de aire acondicionado. El dispositivo toma aire de un sistema, lo modifica y lo entrega en su nuevo estado. Pero en lugar de enfriar el aire, los concentradores de oxígeno lo comprimen y purifican. El concentrador de oxigeno elimina el nitrógeno y otros agentes que complican la respiración. El oxígeno nuevo se administra a través de una cánula nasal en la configuración de flujo deseada para mejorar la respiración del usuario.

Los tanques logran el mismo fin de una forma distinta. Todo el oxígeno de un tanque ya se encuentra comprimido dentro de él. El suministro se reduce gradualmente hasta que el tanque se agota y necesita ser rellenado o reemplazado.

Existe también una diferencia en cuanto a la dosificación de oxígeno para estos dos dispositivos. Los tanques de oxígeno entregan el oxígeno en un flujo continuo. Los concentradores de oxígeno tienden a variar según el dispositivo, Muchos brindan las dosis de manera pulsante z otros pueden ajustar sus configuraciones entre una dosis continua o pulsante.

Existen muchos otros atributos que separan los concentradores de oxígeno de los tanques de oxígeno. Los concentradores de oxígeno ofrecen varias ventajas sobre los sistemas de oxígeno que dependen de cilindros y tanques.

Ventajas de los concentradores de oxígeno sobre los tanques

concentrador deoxigeno phillipsSuministro de oxígeno

Un tanque de oxígeno pueden quedarse sin oxígeno. En contraste, un concentrador de oxígeno nunca se quedará sin oxígeno mientras tenga aire y un suministro de energía. Un concentrador de oxígeno extrae oxígeno del aire, lo que hace que el suministro sea ilimitado y disponible en todo momento.

Seguridad

Un tanque de oxígeno puede llegar a tener filtraciones. Esto creará una atmósfera de aire enriquecido con oxígeno. El aire saturado con oxígeno aumenta el riesgo de incendios. Si un incendio llegara a suceder bajo estas condiciones, será más difícil de extinguirlo. Esto, debido a que los fuegos inducidos por el oxígeno son mas intensos que otros tipos de incendios.

Los concentradores de oxígeno portátiles simplemente crean oxígeno según sea necesario. Esto elimina la preocupación por fugas e inflamabilidad.

Tamaño y portabilidad

Un concentrador de oxígeno está diseñado para tener mayor comodidad queun tanque. Los tanques de oxígeno generalmente son voluminosos y pesados. De la misma forma, un concentrador de oxígeno portátil puede llegar a pesar menos de 3 kilos. Esto hace que un concentrador sea la elección perfecta para quienes desean un dispositivo portátil.

Precio inicial y costos a largo plazo

CostosEl costo es otro factor a considerar. Cada dispositivo tendrá un precio diferente. Es importante recordar que al comprar concentradores de oxígeno, el costo será únicamente el precio inicial. Para los tanques de oxígeno, los costos a largo plazo serán mayores. Un tanque es desechable y requiere la compra de periódica según sea necesario.

Por esto, un concentrador de oxígeno es una mejor opción. Se recomienda que las personas tengan un suministro de reserva en un tanque para disponibilidad inmediata. También es importante contar con baterías adicionales completamente cargadas en caso de un corte de energía.

¿Debo confiar en la duración de la batería o el suministro de oxígeno? , ¿Qué tamaño de dispositivo estoy buscando?, ¿Cuáles son mis usos previstos para mi oxígeno médico? Todas estas son preguntas que cualquier usuario de oxígeno médico debe de hacerse al decidir entre un concentrador de oxígeno portátil y un tanque de oxígeno. Esta será una decisión que afectará el estilo de vida del paciente en el futuro.

Al final, se trata de decidir qué dispositivo ofrecerá la mejor oportunidad para respirar mejor.

¿Debo elegir un concentrador de oxígeno portátil o uno para la casa?

Un concentrador de oxígeno portátil y uno para la casa funcionan de la misma manera al procesar el aire. Ambos extraerán aire hacia adentro, lo manipularán y se lo entregarán de una nueva manera. Ambos toman el aire, tienen una secuencia de compresión, filtran z eliminan el nitrógeno antes de suministrar el aire purificado.

Estos dos tipos de unidades difieren en las ubicación de su uso. Como su nombre indica, un concentrador de oxígeno portátil está diseñado para ser utilizado tanto en el hogar como fuera de él. Estos tipos de unidades tienden a ser más pequeñas y mucho más compactas. Los concentradores portátiles son excelentes para las personas con problemas respiratorios y afecciones pulmonares crónicas. Las unidades portátiles suelen ser lo suficientemente pequeñas como para caber en el automóvil. También son fáciles de cagar para viajar en avion.

Un concentrador de oxígeno para la casa es por lo general lo suficientemente pequeño para moverse dentro de ella. Este es mucho más grande y más pesado que las unidades portátiles. Los concentradores de oxígeno domésticos también suelen utilizar un sistema de flujo continuo. En contraste, los portátiles utilizan un sistema bajo demanda. El sistema bajo demanda es una de las razones por las que las unidades de oxígeno portátiles se pueden diseñar tan pequeñas como son.

¿Cómo funcionan los concentradores de oxígeno para casa?

Concentrador de oxigeno para la casaUn concentrador de oxígeno para casa no usa tanques o contenedores caros. El dispositivo no requiere de recargas de oxígeno. En cambio, utiliza el aire que lo rodea, en su hogar o en cualquier otro lugar, para entregar oxígeno concentrado.

Proceso de generación de oxígeno

  • Toma el aire circundante
  • Comprime el aire
  • Elimina el nitrógeno
  • Suministro de oxígeno purificado (a través de una cánula nasal)

Un concentrador de oxígeno para casa se alimenta enchufándolo a una toma de corriente estándar en el hogar. La mayoría de los concentradores de oxígeno para casa pesan entre 15 y 20 kg y usan bastante electricidad cuando se enchufan. Las tasas de flujo de oxígeno y las configuraciones de entrega se pueden ajustar usando una interfaz electrónica.

¿Cómo usar un concentrador de oxígeno casero?

Un concentrador de oxígeno casero es para personas que requieren un sistema de administración de oxígeno y un médico les ha prescrito la terapia de oxígeno.

Las personas que usan sistemas de concentración de oxígeno lo hacen según las recomendaciones de su médico. Estos dispositivos son recomendados para personas con niveles bajos de oxígeno en la sangre. También son útiles para tratar la apnea del sueño y enfermedades pulmonares crónicas.

concentrador de oxigeno zen oOpciones de cánulas

Una cánula nasal se coloca directamente en la nariz para ayudar a mejorar la absorción del oxígeno. La cánula está disponible en diferentes longitudes: larga, mediana o corta.

En el caso de los dispositivos que no son portátiles, la longitud de la cánula determinará la capacidad de moverse por la casa. Una cánula larga hará que sea fácil moverse por toda la casa, mientras que una corta puede limitar el movimiento al espacio dentro de una habitación particular.

Cómo acostumbrarse a la cánula

Una cánula larga proporciona la flexibilidad de moverse por toda la casa, aunque puede tomar tiempo acostumbrarse a pisar el tubo de conexión.

Después de instalar el concentrador de oxígeno, debe practicar caminando por la habitación. Esto, para acostumbrarse a la sensación de la cánula cuando se arrastra detrás de usted.

Al usar la cánula por primera vez, tome conciencia de cómo cae mientras se mueve de diferentes maneras. Comience con una habitación y luego muévase a espacios más grandes.

Un concentrador de oxígeno para la casa no necesariamente limita la capacidad de moverse, pero tomará tiempo acostumbrarse a la sensación de la cánula y a pisar el tubo. Con un poco de práctica, es posible evitar problemas como tropezar o tirar cánula nasal.

También te puede interesar:

Colageno hidrolizado, una guía completa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *